miércoles, 29 de mayo de 2013

Tired

Si podéis, recomiendo escuchar una canción de las dos abajo mientras leéis, si no os apetece, no hace falta, pero acompañan bien la entrada, a vuestro gusto queda! 


El hecho de que esté escribiendo esto alas 2:55 de la mañana no tiene nada que ver con el cansancio del que hablo, el cual es un cansancio vital, sobrellevado a duras penas durante años.

Todos hemos tenido momentos en los que hemos pensado "A la mierda todo", y hemos estado cansados de las personas, y muchos habremos compartido la sensación de que no vemos un futuro, no sabemos qué va a ser, y de hecho, no sabemos si hay algo que queremos que pase, y es una sensación que compartimos con los románticos de nuestra Historia artística, ellos también sentían un cansancio vital por vivir en sus sentimientos, pero el cansancio del que hablo yo no es ese, es el cansancio causado por ser mediocre en las cosas que en algún momento nos hayan interesado, y por no querer nada lo bastante para esforzarnos por ello,y cuya consecuencia es un pensar ralentizado, la sensación de que cada día es otro más de lo mismo, la sensación de que se ha perdido toda la creatividad, determinación, o la cualidad que sea aquella que uno ha considerado su mejor rasgo.

Ya son las 3:07 y solo he escrito esto...

Cansado...

Por no tener un "Proyecto Vital" como diría nuestro adorado José Ortega y Gasset, cansado de todo, de la enfermedad, de la vagancia, de la falta de valor, del egoísmo humano, de la avaricia, de la falta de determinación, de uno mismo...

Cansado...

De estar furioso, de estar solo, de estar con gente, de estar despierto, de dormir, de mi pena, de sentirme víctima, sin causa verdadera, exceptuando a mí mismo.

Cansado...

De no poder terminar las canciones, de no poder terminar nada que empiezo, del hecho que todo aquello que termine no termine como pensaba o quería...

Todos estamos cansados, de nuestro trabajo, de tener que estudiar, de los que solo saben ser maliciosos, de los bordes, de los penosos, todos estamos furiosos con todos, y con nosotros mismos, y estoy cansado de ello, especialmente de mi mismo.






martes, 21 de mayo de 2013

La Música

¿Qué valor le damos a la Música? (Sí, música con mayúscula)
Menos de la que se merece, las vías de expresión del ser humano se limitan cada vez más al perder ,paulatinamente, inteligencia nuestra especie, y la única aún utilizada es el arte, tanto la música, como la pintura... me entendéis, las artes, las palabras no nos sirven ya, estamos encerrados dentro de nuestra cabeza y de allí no saldremos sin que nos empujen.
Este aspecto liberador de la música ha sido arruinado por la música popular actual, que es creada solo con el fin de conseguir dinero y de dar una canción bailable, no hablo de un género musical, hablo de la música que le gusta al mayor número de personas, alguna canción de "party" me gusta a mi tanto como a cualquiera, pero que todas las canciones sean de ese tipo mancha el carácter verdadero de la música, la de expresar los sentimientos que nos cuesta expresar con meras palabras, cuatro o cinco notas en una secuencia pueden explicar un sentimiento mejor que miles de palabras, el ritmo puede ser alegre, furioso, triste, melancólico, pero una secuencia golpes en bombo y caja de tipo latino, sin nada más, no expresa nada y no merece crédito.

Admito, y sé, que escribir una buena pieza musical es muy difícil, uno se puede tirar horas, días, meses.. con una canción de 3-4 minutos, y después que sea un asco, pero eso no justifica crear bazofias tales como esta:



Preferiría echar años antes que escribir esa, con todo mi respeto, MIERDA, sus errores gramáticos (lo menos importante) le darían asco a un niño de 5 años, la cantidad de vocabulario que usa es lamentable, y el mensaje que transmite es.. no hay mensaje. Y esta canción solo es un ejemplo, ese tipo de canciones son los que predominan en el panorama musical de hoy en día.

Hay una razón por la que cuesta crear música que merece la pena, no, dos:
-Para crear buena música tienes que tener algo que expresar
-Tienes que valer

pero esto se fue por la ventana con Autotune y la música creada solo para bailar, ya no tienes que valer, ahora tienes que saber crear un Earworm, canciones que se quedan en la cabeza, lo cual en sí no es nada malo, pero no consigue nada bueno, haría falta que consiguiéramos meter de nuevo sentido a la música, dado que ahora, más que nunca hay cosas de las que hablar, en la sociedad. Pero, no hace falta crear una canción que denuncie la sociedad para crear buena música, solo hace falta que transmita ALGO.

¿Por qué es que podemos permitir que buenos artistas se queden sin fama porque no se puede "perrear" con sus canciones? Comprendo que una cosa es la música que uno escucha borracho, de juerga, y otra la que uno escucha estando solo, o en su casa, haciendo algo, pero la desgracia aquí es que en muchos de los jóvenes no es así, escuchan lo mismo a solas que en una fiesta. 

¿Dónde está nuestra cultura musical? ¿Dónde está nuestra apreciación por la buena música? ¿No hay diferencia entre algo que se ha creado porque sí y para conseguir dinero, y algo que se ha creado por gusto? 


Antes de ofender a nadie más, dejo aquí 4 ejemplos de canciones que yo considero ejemplares para demostrar la importancia de que se creen con mensaje, con contenido, y no solo por dinero:


Nuestra Crianza

Hemos sido creados para adorar el dinero y los objetos que puede conseguirnos. De pequeños nos recompensan los actos considerados buenos con golosinas, o juguetes, objetos: y que solo respondamos ante esto, y no otra cosa, presenta el carácter materialista del Universo, animales y aquél animal denominado "racional", el Ser Humano, buscan el placer mediante objetos, y sensaciones.

Somos domables, controlables, y nada de lo que queramos, o hagamos, puede impedirlo, respondemos ante estímulos, al igual que los perros; un ser humano podría ser entrenado como un perro de caza, y de hecho, lo es, "el hombre es un lobo para el hombre", y ¿Por qué? Porque hemos sido adoctrinados con el concepto de la rivalidad, de ser "mejor" que el otro, pero, ¿existe verdaderamente un "mejor", o solo es un concepto creado para causar conflicto y dividirnos, para evitar una unión que pudiese traer la Justicia a nuestro planeta? El hecho de ser "mejor" no existe, el concepto de ser "mejor" en general, es mentira, solo existe la  aptitud, uno puede ser más "apto", pero aun así, la aptitud necesita una cosa a la que referirse, por lo que es aptitud "en algo", o "para algo".

El resultado de esto es que  solo existe el "mejor en, o para, algo", un individuo puede ser mejor en hacer casas, pero otra será mejor jugador de baloncesto; es una cuestión relativa que impide que una persona sea "mejor", por lo que elimina la superioridad, que se somete al mismo proceso lógico.

Miremos el otro sentido de "mejor", el sentido actual, "el mejor" es el que "tiene más cosas", ya que lo importante son los objetos materiales, que se consiguen con dinero y dan estatus social. Ha llegado a tal punto que, por mantener su estatus, las personas son capaces de pasar hambre.
Un símbolo de éxito es un objeto de gran valor económico-monetario, un coche caro, una casa grande, no una familia contenta, una familia feliz, con estudios y llevando a cabo la vida que desea.

Los símbolos del verdadero éxito son los amigos, las acciones que realizamos, amores, familiares, relaciones sociales, ideas, obras artísticas; estas cosas señalaban que has llevado una vida fructífera, no 30 coches, o millones de euros, dólares o libras.

jueves, 16 de mayo de 2013

Compañeros en el sufrimiento de 2º de Bachillerato

Estos últimos días del curso pueden ser los mejores o los peores, y en muchas ocasiones ambos a la vez, y en este último curso de 2º Bachillerato es aún peor, nos queda toda una vida por delante, y ahora nos toca madurar, y hacer, o empezar una vida independiente.

Ya apenas hay clases, y  las que hay son clases ajetreadas, hechas corriendo, ahora llegan los días de bromear con el profesorado, y llegan para ustedes las semanas de estudio exhaustivo como preparación para la Selectividad.

Es aburrido, más que cualquier otro momento del curso, por ello, pero no es solo esto lo que hace que sea, o pueda ser, la peor parte, también, especialmente para nosotros, está el sentimiento de que probablemente no volvamos a ver a muchos de nuestros compañeros y amigos, o por lo menos no tanto a menudo. Además de esto está el hecho de que terminamos una etapa de nuestra vida, muchos pasamos a ser adultos, y tendremos que aprender a organizar nuestra vida.

Sin embargo, esto último es lo que hace que sea uno de los mejores momentos, aparte del típico "Ya llega el verano", pasamos a algo nuevo (parece), y finalmente podemos elegir qué exactamente hacemos con nuestra vida, empieza la libertad casi total que supone el ser "adulto", por lo menos respecto a nuestros padres.

Ahora es el momento, compañeros, de decidir por algo que verdaderamente nos gusta, por un trabajo que nos apasione y que nos deleite al tener que hacerlo a diario, o incluso no por un trabajo, sino por una asignatura, algo, un tema que queramos profundizar, porque son años de estudio que tendremos que sobrellevar, y una elección incorrecta ahora tendrá unas consecuencias desastrosas, será un gasto de dinero enorme y un año entero (por lo menos) perdido.

Aquí tenemos el problema, muchos de nosotros no sabemos qué queremos hacer con nuestra vida, ignoramos nuestra pasión, o nuestra pasión no guarda relación con estudio ninguno. Antes de empezar a estudiar para la Selectividad, os aconsejo (no penséis que lo digo porque pienso tener más idea que ustedes), y os ruego que le dediquéis un día entero, o por lo menos un tiempo a analizar detenidamente de nuevo vuestra decisión, que ya habéis tomado, obviamente, y penséis si verdaderamente es lo que queréis.

Sé que ya habréis deliberado con exceso este asunto, y que estáis moderadamente seguros todos de qué hacer, pero ahora, en estos últimos días es nuestra única oportunidad real de reconsiderarlo y cambiar nuestra decisión.

Decidáis lo que decidáis, la "mala gente" (de la cual, por lo que veo, no hay, y si hay, es casi nula) seguirá siéndolo, y la "buena gente" también, cambiaréis, y cambiaremos, más bien poco, y para la mayoría sería lo recomendable, el respeto que os tengo es fruto del carácter de determinación que tenéis algunos, de la pura inteligencia y buen humor de otros, y del buen rollo de todos.

Ahora, para aquellos que he conocido durante más tiempo, hay un par de cosas que os debo decir, ya que sé que a vosotros lo más probable es que no os vuelva a ver a partir del año que viene, o por lo menos, no llegar a entablar una conversación con vosotros que sea más que:"Hola, ¿qué tal?,¿qué haces?".  Sonará un tanto melodramático, pero es algo que debo decirlo de esta forma puesto que si no, ni me habré explicado bien, ni llegaréis a entender que para mi sois más que amigos, habéis sido partes de mi formación como persona:

Sarmiento, amigo mío, lo intentas tanto, y curras más que la mayoría de la gente que conozco para aprobar,  y eso en algún momento te lo devolverá en completo el mundo, te conozco desde que fui a Vélez-Málaga, te doy las gracias por los buenos tiempos, por las gilipolleces y por las partidillas de Badminton, sigue con eso.

Dani: creas que no, dos años no es mucho, pero contigo he podido tontear de una manera que no he podido desde 1º o 2º de eso, nunca olvides qué es un "Chairman", y te deseo suerte con tus futuros novios ;) 
No, en serio, suerte con todo.

Samuel: Las botellas duelen cabrón, pero el año pasado fue una pasada, me reí exageradamente y a tí simplemente te digo "Never Gonna Give You Up..."

Ana Belén: tú no esperabas estar aquí, y yo tampoco sabía que iba a tener que meter nada sobre tí, pero en 4º la verdad es que me partí el culo y en 1º de Bachillerato contigo y Samu, pues, más de lo mismo. Aunque este año hayas sido un poco pesada y hayas sido un coñazo, la verdad, y a pesar de que siga pensando que hablas demasiado, te deseo suerte, y espero que tú y Samu tengáis una relación larga y felíz.

Rubén: sé que contigo no he sido del todo buen amigo, y la verdad es que no tengo ni excusas ni pienso que merecería la pena decirlas, porque son gilipolleces, pero aunque nos hayamos distanciado a partir del primer año que llegué a Vélez, fuiste uno de los primeros amigos que me hice fuera de Comares, y te debo gracias por tu ayuda en conseguir soltura con el resto de la especia humana, aunque sea poca.

José: Tú no leerás esto nunca jamás, pero en un año creo que he hablado más que en todo el resto del tiempo que llevo en Vélez, te deseo suerte con todo, con el módulo, con la bici y con la Alemania africana.

José Luis: A tí, pues, simple y llanamente, Salsa Nº 3 :D Y suerte con la programación, y la codificación.



Y, finalmente:

Rosa: aunque hiciésemos poco más que sufrir y estar molestos durante este último año, y los primeros meses, de nuestra relación,3 años es mucho tiempo, de hecho, son más de 3 años, y a pesar de que hayamos terminado en un punto bajo, y hayamos estado en un largo proceso de cortar durante este año, espero que estés, y vayas a estar felíz, y te deseo lo mejor en tu vida.

No hay mucho de lo que puedo darte las gracias, porque no hay nada en concreto, simplemente te doy las gracias por la cantidad de recuerdos que tenemos y por tu ayuda en darme cuenta que el mundo no gira a mi alrededor, y que nada, el amor sobre todo, dura para siempre.


Para el resto que no he mencionado pero que saben que me caen más que bien y que he conocido en este tiempo:
!Hasta el futuro, cabrones! E iros a tomar viento por allí, !gilipollas! ;)

miércoles, 15 de mayo de 2013

La naturaleza de la ausencia de sentimiento

Escribo, no escribo, escribía, he escrito, ¿escribiré? ¿Me importa? ¿Os importa? La respuesta de estas dos las dos últimas preguntas es simplemente no, mientras que a la primera, es claramente sí, ya que en este instante estoy escribiendo, para bien o para mal, hace mucho tiempo desde que escribo, cerca de seis meses, si no más.
Mucho ha cambiado, y no tanto, una parte de mi vida, y de gran parte de vuestras vidas se acaba pronto, terminamos, pasaremos a otra cosa, y seguramente nos olvidemos de el poco tiempo (en comparación con el tiempo que nos queda por vivir) que hemos pasado juntos, compañeros del instituto, os hablo a ustedes. 
He estado en un grupo musical, me he ido, he casi terminado una canción yo solo y he grabado lo que llevo, he pasado mucho tiempo con los videojuegos, he pasado bastante rato estudiando (aunque no lo creáis), pasé un total de un mes y medio solo comiendo una ensalada en todo el día o no comiendo acaso, he vuelto con mi ex-novia, y he vuelto a romper con ella, pero la verdad es que lo único importante que ha cambiado en mí es una ausencia de sentimientos hacia mí mismo, me doy igual, y me da igual todo lo que ocurre, me cabreo cuando pierdo una partida de League Of Legends, o si me toca jugar con una persona con la aptitud para mantener relaciones sociales de una silla, pero en cuanto a lo demás, solamente hay un agujero donde antes había ambición, donde antes había un deseo del porvenir. 
Muchos habréis sentido que os daba ya igual qué pasaba, pero seguramente sería durante un corto periodo de tiempo: todos hemos sentido después de un examen largo y difícil ese alivio, esa indiferencia ante el posible resultado, ese "Ya se acabó", pero la ausencia verdadera de sentimientos hacia tu persona no surge de un hecho traumático, de una ruptura de tu status quo personal, de algo rápido, fuerte y doloroso, sino de un proceso largo y demoledor, en el que cada vez ves más inútil cualquier acción que realizas, de un año de estudios que no te llevan a ninguna parte, de un año intentando solucionar algo con lo que tienes problemas, de ser rechazado, criticado y atacado por alguien al que tienes un cariño innato, surgido de relaciones de parentesco, por tratar de no herir los sentimientos de quienes primero han pedido algo de tí.

Terminamos el curso, compañeros, camaradas en el sufrimiento que ha sido este curso de constantes exámenes de tipo selectividad, de sufrimiento, y de duras penas, este 2º de Bachillerato que tanto hemos temido, con razón, y para la mayoría de nosotros, da igual, algunos pasarán a la Universidad, sea de Málaga u otro sitio, otros harán un Módulo, y otros supongo que o se irán a sus casas o encontrarán, milagrosamente, trabajo. Pero la situación no cambiará, seguiremos en los pasos de las anteriores generaciones, "luchando" por sobrevivir, trabajando, estudiando, y aguantando las gilipolleces de un jefe que nos caerá peor que un examen de filosofía de tipo Selectividad por la tarde, el día antes de uno de Historia, o Física o Biología para los de Ciencias, o Economía para los de Sociales.
Aún así, os deseo a todos lo mejor, suerte con vuestra vida y las elecciones que hagáis al terminar el curso y elegir la base de vuestro futuro, ha sido cuanto menos un honor conoceros durante los 4 años que he conocido a algunos, y los 3, 2, o 1 que a otros, y si necesitáis ayuda y puedo hacer algo al respecto, no dudéis en pedir, que a algunos os debo más de lo que pensáis, y a otros no os debo nada, pero os conozco y con muchos mantengo una amistad por lo menos lejana, si no íntima.

Y con esto termino mi primer "blog" en mucho tiempo, y es una mezcla incoherente de varias ideas que tenía rondando por la cabeza, no se si ha merecido el tiempo, pero he pasado un buen rato escribiendo.

martes, 13 de noviembre de 2012

Un Pensamiento En Verso

No quiero volver a mi niñez,
soy mejor, sé qué hacer,
pero tener meta es clave,
no sé qué meta tener,
estaría bien dedicarme,
a algo que puedo hacer.

No a "quizases", ni metas sin pensar,

detener el impulso que me lleva a errar,
cabeza sobre agua, yo se nadar.
Hundirme no me sirve, alzarme por igual,
no pienso pensar en irme, ni actuar ni bien ni mal,,
solo quiero lo que quiero, 
y ahora quererlo querer, 
y sin querer, queriendo,
y sabiendo sin saber,
el abismo de mi alma, destinado,
voy a ver.

Gustar no es querer, y querer no es poder,

el poder sirve para dañar.
alzarse al bien,
de todos, unos, otros, 
saber sé,
que quieren algo que no conseguir,pueden,
y daño les llega a hacer.

Encerrado en mi cabeza, su alteza se ríe,

ríe y baila por igual,
"ve a por ella y ello" me grita,
y sabe que va  a ir mal.

De mientras mi mente aumenta igualmente el deseo de hacer y querer,

sabe que quiere, pero que no debe, y que al final lo irá a hacer.

Si no me controlo ¿cómo imploro, o lloro, o pienso, verdad?

Pero si detengo lo que quiero, por algo que quiero,
y no me olvido, de lo ido y sabido,
lo hecho, estrecho, derecho y mal, 
la cabeza me va a lo que es estallar.


domingo, 23 de octubre de 2011

En cuanto al sobrepeso y la vida en el

Una persona tiene sobrepeso cuando tras habitualmente ingerir más calorías que las que necesita se acumula una capa de grasa alrededor de su cuerpo, puede llegar a ser perjudicial para la salud.
Hay dos maneras de llegar a tener sobrepeso, uno es a través de problemas endocrinas, y la otra es como antes he dicho, comiendo demasiado y no haciendo ejercicio, mesuradamente la última.
Existe gente que ve a las personas "gordas" como un cargo para la sociedad, yo no soy uno, puesto que en mi caso no como demasiado, simplemente no hago nada, y la realidad es que no deberia de importar el físico de uno, sino su comportamiento y su forma de ser. 
La persona que tiene sobrepeso puede aceptarlo y seguir su vida, hacer algo para cambiarlo, o quejarse todo el rato tras haberse apercatado de que lo es, sin embargo, hay aquellos que no se ven gordos y tienen una autoestima que hasta se sabe cuando entran en una habitación.
No digo que esto sea una cosa mala, porque en muchos casos es la mejor opción que hay, pero existe un límite, sea una persona "gorda" o una persona con un peso normal, y si tienes sobrepeso y encima  te crees lo más, acabas pareciendo realmente tonto.

En cuanto a  mi  vida con sobrepeso: siempre he sido "gordo" y siempre me han acosado por aquello. Esto me ha hecho más consciente de la intolerancia y la discriminación, lo cual es la única cosa buena que ha salido de aquello. Aún así, no soy perfecto en cuanto a la intolerancia y la discriminación, pero hay una diferencia substancial entre yo y otros muchos, yo me apercato de que hago mal en discriminar, e intento hacerlo lo menos posible, pero no es excusa, acepto cualquier cargo de hipocresia al tanto. Digo esto, pero nunca dejaré de criticar la discriminación.
Siguiendo con mi vida quiero decir ante todo que yo soy consciente de lo que soy y no me gusta, pero tambien soy consciente de que es mi culpa y que podría , con determinación, cambiar.
El ser "gordo" es una carga MENTAL inmensa, porque deprime el saber que todos son mejores que tú   y el no estar contento con tu aspecto, y con esta frase no digo que uno debe de preocuparse demasiado por su aspecto, sino que sabes que muchos te desprecian por ser lo que eres y ser como eres, y aunque la idea de que la opinión que cuenta es la tuya me parece la más racional, la realidad del asunto es que siempre nos importara, sea poco o mucho, lo que piensan los demás.

Eso es lo que venía a decir, que yo soy gordo, y reconozco mis fuertes, o mis "no tan males" como yo les llamo, pero como consecuencia de ser gordo, veo todo lo que hago y creo como heces, no merecen la pena, ni  mis "obras" ni yo.

Fdo: Ydur Lebbalt Lelb